HomeCrianza RespetuosaMás empatía entre madres!

Cuando juzgamos a otras mamás lo hacemos muchas veces sin pensarlo, sin tener en cuenta que cada una vive una maternidad diferente, se encuentra en un ambiente diferente, tiene una historia vivida con su niñ@ interior y de esto depende las bases que ha implementado en su hogar para beneficio de su familia.

Se podría creer que esa mamá que vemos gritando, pegando, insultando, con mucha frustración por sí misma, por ver cómo está creciendo su hijo y por no recibir apoyo es una mamá que quizás ha sido consciente muchas veces que su modo de actuar no es el adecuado.

Que ese día en que estalló marcó un antes y después para su hij@, que cada palabra, acción tomada pesa en su ser como remordimiento y arrepentimiento por dejarse llevar del momento y de una niñez que no ha sido sanada, de sentirse sola a pesar de estar acompañada con otros pero ninguno es capaz de enfrentar lo que ella vive cada día en su papel como madre.

No sé justifican las acciones negativas que tome, pero sí consideró que cada madre está en un proceso contante de aprendizaje continuo y va creciendo al tiempo que crecen sus hijos.

Muchas cosas sentirán que se les sale de las mano, no sabrá qué método escoger que sea adecuado para su familia, lo intentará todas las veces para hacerlo mejor que el día anterior y ante la mirada de otros, tomará fuerza y demostrará que su mejor herramienta es la paciencia, tolerancia y amor.

Tratará de implementar todo tipo de estrategias para que la armonía del hogar predomine. Sentirá que no está siendo valorado su papel pero seguirá adelante solo por el bienestar de sus hij@s.

A esa mamá que juzgamos, pongámonos un poco en su lugar, y analicemos su historia de vida, el comportamiento del niño, su dinámica familiar y las estrategias que emplea.

Qué sirvamos en ese momento que estamos presentes en ser pacificadores, en aportar cosas positivas para ambos: esa madre desolada y ese niñ@ que no comprende aún qué sucede a su alrededor.

Más empatía por favor 😉