HomeCrianza RespetuosaLo positivo de las pataletas!

Analizando, cuando ocurre una pataleta podemos rescatar cosas positivas del suceso.

Debemos ponernos a pensar ¿Porqué pasó? Qué la generó? Cómo se encontraba su estado de ánimo?

Qué buscaba el niño (a) con hacerla? Cómo fue nuestra intervención? Antes de que se generará, cómo la hubiésemos podido evitar?

Lo anterior es importante de analizar para así tener certeza de que la próxima vez podamos manejarla de otra forma.

Normalmente, debemos dialogar con el niño (a) sobre lo ocurrido, haciéndole ver que podemos pedir las cosas hablando, no gritando, ni pegando ni tirándose en el piso o haciendo cualquier característica propia de la pataleta o berrinche.

Y como padres debemos pensar en dar respuesta a los interrogantes iniciales para conocer realmente qué sucedió.

No debemos tenerle temor a qué ocurran estos comportamientos, es una forma que tiene el niño (a) de expresarse y apenas está aprendiendo como debe hacerlo. Está en nosotros enseñarle a identificar sus emociones y él mismo va a ir descubriendo cuando tenga un estado de rabia, tristeza, felicidad, miedo, etc. Nuestro propósito debe ser ayudarlos a que se calmen, no debemos unirnos al caos, ni dejarnos llevar por el momento. Debemos ayudarlos a autorregular sus emociones.

Es importante escucharlos, ponernos a su altura, dialogar con ellos y acompañarlo en el manejo de sus emociones.

Recuerda que las pataletas o rabietas es el resultado de una necesidad no cubierta.