HomeBlogMi persona favorita!

Mi persona favorita, exige que le digamos gracias cuando hace un favor, y cuando él nos hace un favor contesta, a la orden. Tomando en cuenta las normas de cortesía interiorizadas, aww ver los frutos de lo que hemos sembrado en él, es hermoso.

Lo que más disfruta es jugar o hacer actividades con compañía. O sus momentos de juegos solitarios donde imagina un sin fin de personajes y crea historias de acuerdo al personaje.

He descubierto que las cosas más sencillas son las que alegran su corazón. Por ejemplo: una caja de cartón para convertirla en un cohete. Un libro de cuentos, etc.

Reflexiona sobre las cosas que tiene y piensa en los demás niños, manifestando su interés en compartir sus cosas para los que no tienen.

Busca constantemente aprobación de su conducta: “Mami lo hice bien?” Haciendo referencia a que esta en la búsqueda de la confianza en sí mismo.

En ocasiones, él mismo responde: “Mira lo hice muy bien, wow lo hice, yo sabía que podía hacerlo”.

Muchas veces, me he dado cuenta que  quiere hacer las cosas para agradar a otros, de esta manera, esta aprendiendo a socializar mejor. También, mide su conducta y de acuerdo a su comportamiento elige si seguir o no realizando cualquier acción.

Se cuestiona cuando se equivoca y reconoce su error. Dice: “Ay me equivoque…” o “Disculpa, no lo vuelvo a hacer”. Reflexiona durante el día como ha sido su comportamiento.

Compite con los otros y con él mismo. Establece juegos en donde hay dos ganadores, entre esos él siempre busca ser el ganador, aunque ya esta aprendiendo a ceder un poco, y reconocer cuando gana otra persona y le toma ventajas, y refiere que gano la otra persona también ocupándola en un segundo puesto o interpreta porque él no gano.

Está atento a las conversaciones que escucha, interpreta y analiza cada palabra y oración. Después, las utiliza de acuerdo a lo que analizo y concluye cómo debe usar esas palabras o actitudes.

Se siente dichoso porque descubrió que sabe leer palabras y algunas oraciones cortas. Cada día se siente más seguro de sí mismo al notar todo lo que sabe, dice: “Lo hice” wooow…

Le gusta invertir el papel de profesor a alumno, dando él las indicaciones a seguir. Pidiendo que repitamos oraciones. Que le digamos lo que él sugiere explicar o simplemente dando órdenes para organizar su habitación. Expresa: Los carros van allá, los muñecos de este lado, el juego de construcción aquí.

Sus momentos de berrinches cuando algo le molesta lo maneja de diferentes formas dependiendo el grado del conflicto: Si es un momento muy fuerte: patea, empuja, grita. Cuando es una molestia menor: desafía con palabras hirientes diciendo cosas malas que desea que le sucedan al otro 😳 su imaginación vuela muchísimo. Ejemplo: Lucas así no porque te puedes caer!, juega mejor de esta forma. Responde: “No, tú te vas a caer y te vas a golpear muy duro”.

Hemos aprendido a manejarlo, si el conflicto es con el papá, mamá le brinda alternativa, papá trata de calmarlo explicándole pero por la tensión del momento, no escucha. Muchas veces me agacho, poniéndome a su altura, le pregunto que le dio rabia, luego le digo que esa no es la forma, le doy un abrazo y lo tranquilizo de manera amorosa.

Aunque en ocasiones. dependiendo de la molestia lo manejo de otra forma, le pongo reglas, le hago saber que no está bien. Él se pone triste al ver que estoy molesta con él. Después, se acerca pide disculpas y manifiesta que no lo volverá a hacer. O me dice: “Mami agachate, me mira a los ojos y se pone a llorar, aceptando y reconociendo su emoción. O trata de darme un abrazo, de esa manera se calma, dialogamos y llegamos a un acuerdo.

Exige un buen trato. Reconocer las emociones de los otros y busca apaciguar la situación una vez es consciente de lo ocurrido.

Cada día está más independiente, le gusta comer solo, ir al baño solo y que respeten su espacio e intimidad.

Seguimos aprendiendo juntos, creciendo como padres al tiempo de cada experiencia vivida.

Lucas es y siempre será mi persona favorita. Mi mejor elección. Mi mejor motivo para sonreír.