HomeBlogMi Segundo embarazo!

Un nuevo sueño se me hizo realidad. Ser madre por segunda vez.

Sinceramente, entre mis planes siempre estuvo estar en embarazo este año 2020. Sin embargo, por la crisis humanitaria que vivimos sentía un poco de temor, así que solo se lo deje en manos de Dios.

Me sentía preparada mentalmente y físicamente. Todos juntos como familia lo anhelábamos con ansias.

Hemos creado un ambiente mágico y lleno de colores para nuestro nuevo bebé.

Estamos felices y aunque en esta época de pandemia mundial debemos cuidarnos más. Nuestra unión como familia ha crecido muchísimo dándonos la fuerza para disfrutar este tiempo.

El segundo bebé, es igual de deseado y esperado que el primero aunque se crea que ya hay una experiencia previa. Los síntomas son diferentes, por lo menos en mi caso, he tenido caída del cabello, algunos momentos de acidez, dificultad para recordar cosas, cabello grasoso, frente brotada, sensación de fatiga, intolerancia a ciertos olores, preferencia por frutas ácidas.

La emoción que se vive es diferente, con más expectativas, con ganas de tenerlo ya junto con nosotros y con la ilusión de que los 9 meses pasen más rápido que nunca.

Dios escuchó los deseos de nuestro corazón y llegó un nuevo integrante para seguir transformando nuestras vidas.

Lo maravilloso es que BabyLucas lo presentía en el mes de Mayo me dijo que tenía un bebé en la barriga. También, tuve algunas señales que me estaban avisando de la pronta llegada.

El hermanito todos los días se emociona al ver mi barriga, lo primero que hace al levantarse es darle un beso, un abrazo a su hermanit@, hablarle contándole historias, y me pregunta cuántos días faltan. Comentando que desea que ya salga de mi barriga su hermanit@. También, lo tiene en cuenta en cada uno de sus planes. Hasta ahora vamos muy bien en su proceso de adaptación a esta mueva etapa. Se ha portado como todo un caballero, cuidando y comprendiendo los nuevos cambios que tendremos.

El segundo hijo es maravilloso llega para llenarnos de mayor felicidad sobretodo en este tiempo de incertidumbre y de cambios en el mundo.

Cómo menciona el Papa Francisco “Los niños que nacen durante y después de una pandemia son un signo de gran esperanza”

Mi felicidad es inevitable, a pesar de no desconocer la realidad siento tranquilidad, alegría y sabiduría para manejar esta etapa con mucho cuidado, y crear cómo todo en mi vida más momentos inolvidables junto a mi familia.

Nuestro mayor estado es “estar embarazados” estamos comprometidos en desempeñar nuestro mejor papel para brindarle desde ya lo mejor a nuestro nuevo integrante.

Ahora somos 4, decididos en seguir caminando juntos de la mano con ayuda de Dios.

Un bebé en este tiempo es esperanzador, nos está brindando mucha fortaleza y alegría.

Deseo con ansias tenerlo en mis brazos para brindarle lo mejor de mí.

Amo ser dadora de vida, 🦋  amo mis nuevas curvas, amo sentir la gracia infinita de Dios en mi vida, amo la conexión que estoy creando desde mi vientre con mi mini yo, amo sentir que la vida me abraza para vivir esta nueva experiencia como madre de 2, amo la tranquilidad que me genera estar todo el tiempo acompañada de mis personas favoritas 🍃🦋