HomeBlogPautas que los padres deben tener en cuenta

Citando a Papalia (2009) Las siguientes pautas, pueden ayudar a los padres de infantes a desalentar el negativismo y a alentar conductas socialmente aceptables.

  • Sea flexible. Aprenda los ritmos naturales de los niños y sus agrados y desagrados.
  • Piense en sí mismo como puerto seguro, con límites seguros a partir de los cuales el niño puede emprender el descubrimiento de su mundo y al cual el niño puede retornar para encontrar apoyo.
  • Haga su casa segura para niños. Ponga a su disponibilidad objetos irrompibles seguros para explorar.
  • Evite el castigo físico. A menudo es ineficaz e incluso puede conducir al infante a causar más estropicios.
  • Ofrezca opciones —aunque sea limitadas— para darle cierto control al niño (”¿Quieres bañarte ahorita o después de que leamos un libro?”).
  • Sea consistente al hacer valer los requisitos necesarios.
  • No interrumpa alguna actividad a menos de que sea absolutamente necesario. Trate de esperar hasta que la atención del niño haya cambiado.
  • Si es necesario que interrumpa, advierta de ello (“Ya pronto nos vamos a tener que ir del parque”).
  • Sugiera actividades alternas cuando el comportamiento se torne inaceptable (cuando Ashley empiece a arrojar arena en la cara de Keiko, diga “¡Mira! Nadie está usando los columpios. ¡Vamos a columpiarte bien alto!”).
  • Sugiera; no ordene. Acompañe sus peticiones de sonrisas y abrazos, no de críticas, amenazas o restricciones físicas.
  • Conecte sus peticiones con actividades placenteras (“Es hora de que dejes de jugar para que me acompañes a la tienda”).
  • Recuérdele al niño lo que usted espera (“Cuando venimos a este parque, nunca salimos fuera de la reja”).
  • Espere unos cuantos momentos antes de repetir una petición si el niño no la acata de inmediato.
  • Utilice tiempos fuera para finalizar conflictos. De manera no punitiva, retírese usted mismo o al niño de la situación.
  • Espere menos autocontrol durante momentos estresantes (enfermedad, divorcio, el nacimiento de un hermano o una mudanza a una casa nueva).
  • Espere que sea más difícil que los infantes acaten lo que deben de hacer que lo que no deben de hacer. “Recoge tu cuarto” requiere de mayor esfuerzo que “No escribas en las paredes”.
  • Mantenga el ambiente lo más positivo posible.
  • Haga que su niño quiera cooperar.
  • Póngase a la altura del niño.
  • Establezca siempre el diálogo.
  • En los momentos caóticos tome por un momento distancia para regular sus emociones.
  • Recuerde que su hijo está analizando y evaluando todo sus pasos.

 

Papalia,D. E., Wendkos Olds, S., & Duskin Feldman, R. (2009). Psicología del Desarrollo: De la infancia a la adolescencia. Undécima edición. México. Editorial Mc Graw Hill.