HomeBlogSeguir sus pasos… analizar sus huellas!

En el camino de crecer como adultos, crecemos al mismo tiempo como padres.

Creemos firmemente que debemos estar Presente, porque nuestra presencia les genera confianza, seguridad, felicidad y tranquilidad.

Debemos siempre analizar nuestras palabras, acciones, gestos… porque nuestros hij@s las imitarán ya sea para bien o para mal. Esto es mágico, muchas veces nos podemos quedar sorprendidos por frases que digan, formas de expresarse, etc y es que su temperamento y entorno (interacción social) están relacionándose a diario para crear su personalidad.

Pensamos que si cedemos nos manipulan, pensamos que debemos dejarlos libres, pero también pensamos que debemos estar al tanto de lo que hacen.

Y es que como padres, muchas veces no sabemos qué hacer. Como mantener un equilibrio. Como darle uso a la razón pero también a la emoción del momento.

Vivimos y pasamos muchas etapas que nos hacen crecer. Escuchamos a nuestros amigos padres hablar sobre momentos vividos con sus hij@s. Y notamos que cada familia es diferente. Ninguna es mejor, son hermosamente imperfectas pero en búsqueda de brindarse lo mejor mutuamente y crecer juntos.

Si analizamos, en el proceso de crecimiento y desarrollo de nuestros hij@s algunas etapas se recuerdan o se viven más que otras. Por ejemplo, los primeros meses mientras adaptan su ritmo de sueño; los berrinches o pataletas frecuentes. Cada etapa pasa, el tiempo vuela, hoy son bebés, mañana niñ@s, pasado mañana adultos.

Lo ideal es seguir sus pasos, acompañarlos en cada proceso de su desarrollo, supervisar que vayan en el camino correcto, el cual es convertirse en una mejor persona. Y para eso, debemos trabajar con ellos sus emociones, lograr generar sentimientos de  empatía y bondad  para que puedan aprender a ayudar a quién lo necesite.

Se piensa muchas veces que deben aprender de todo, ser bueno en un deporte, en un instrumento musical, etc pero nos olvidamos que ellos necesitan aprender a compartir, a reconocer al otro, entre otras cosas. Y nosotros como padres necesitamos validar sus emociones, comprender que si lloran es porque algo les está afectando, o en caso de que tengan un mal comportamiento, es porque hay una necesidad que no esta siendo cubierta.

Algo que me ha servido mucho para modificar una conducta negativa o inesperada con BabyLucas ha sido que a través de historias tipo cuento, describa sobre dicha conducta, explicándole en otro personaje que está ocurriendo, qué debe mejorar o cambiar. De esta manera, se sentirá familiarizado y le será más fácil modificar su comportamiento.

Es importante dialogar con ellos, explicarles cualquier situación que vivamos, hacerlos parte de nuestras decisiones, escuchar sus ideas o pensamientos, comprender su forma de ser, conocerlos mejor cada día para convertirnos juntos en el mejor equipo, una Familia.