En la crianza respetuosa el ofrecer un abrazo en los momentos caóticos hace magia.

Aplicando la crianza respetuosa en medio de un berrinche o pataleta, he notado sus efectos positivos a medida que pasa el tiempo, es decir, a largo plazo.

Sabias que los niñ@s necesitan tus abrazos para sentirse parte del mundo?

La crianza respetuosa tiene como propósito educar de forma consciente, asertiva y con limites como forma del cuidado. El niñ@ es ser activo, el adulto confía en sus potencialidades para aprender y descubrir el mundo por sí mismo. Eliminando los prejuicios hacia los niños y logrando que el niño disfrute su infancia a plenitud.

Si el niñ@ llora o tiene mal comportamiento es porque hay una necesidad no resuelta. Al decirle “no llores, no pasa nada” no estamos validando sus sentimientos y emociones.

En la crianza respetuosa el apego es método de vida. Los mimos, el cariño y el amor son elementos esenciales para brindarle al niñ@ como forma de vida.

  read more ➝

He aprendido a buscar culpables en las personas cuando hago algo malo.

Cuando algo ocurre y cometo un error, decía: No, tú! Ejemplo: Lucas porque dejaste eso tirado. Respondía: No, tú lo dejaste tirado!

Últimamente mi papá es el que ha salido más perjudicado de esto.

Ahora digo: No, mi papá! Dando a entender que yo no fui el que cometí X cosa sino mi papá. Mi papá llega a convertirse en el culpable de mis errores.

Es decir, no reconozco el error, se los transfiero a otra persona, en este momento, es mi papá, aunque mis papás se han dado cuenta que reacciono así ante el hecho que no me hagan sentir culpable por algo en lo que estoy aprendiendo todos los días.

  read more ➝

Al tener un súper héroe en casa que interpreta muy bien a Capitán America, y al resto de los súper héroes.

Me volví la Mujer Maravilla, me ha llamado así porque hago parte de su equipo de la liga de la justicia.

Me encanta cuando interpreta sus personajes favoritos, me pide que lo llame por el nombre de dicho rol. Y a mí me nombra, Mujer Maravilla o Princesa Peach, cuando él es Mario Bros.

Suena tan lindo: “Mujer Maravilla ya termine”, “Mujer Maravilla vamos”! “No eres mami, eres mujer maravilla”.

Creo que al nombrarme así me motiva a convertirme en una mejor mamá para él.

Esa Mujer Maravilla que él visualiza, cuasi perfecta, que se deja llevar por sus ideas, que se convierte en una súper heroína para hacerlo sonreír y disfruta verlo crecer.

Sin duda me ha dado un súper papel y a mí me encanta.

Amo que se sienta orgulloso de la mamá que tiene a su lado.

Sin duda, este momento de juego de rol es nuestra oportunidad para dejarlos ser, dejarlos imaginar, soñar, crear.

  read more ➝

He analizado como esta nueva generación de padres busca y quiere tener hij@s perfectos. No me refiero a que sean perfectos físicamente, sino en sus habilidades y comportamiento.

No sé si me he sabido explicar. Buscan hij@s que tengan todo tipo de fortalezas, hij@s que se destaquen en todas sus áreas. Hij@s que nunca prueben equivocarse.

Diariamente se observan niñ@s aturdidos por este modelo de crianza. Niñ@s que temen hablar, caminar, correr, jugar, porque no saben si lo harán bien o mal. Niñ@s que no pueden experimentar ser niñ@s por miedo a hacer el rídiculo. Niñ@s que temen equivocarse por las consecuencias que pueda tener su conducta. Niñ@s que buscan el reconocimiento del adulto pero que no llegan a conocerse a sí mismos. Son niñ@s infelices, inseguros y con muchos temores.

Estos niñ@s copian este modelo de crianza y lo replican en sus hogares cuando son adultos.

Aterroriza imaginarnos como será el mundo en unos años con este modelo de crianza, lo cual generara mayores efectos secundarios.

Este post es un llamado a reflexionar cómo padres. A veces les exigimos tanto, que dejamos que no vayan a su ritmo y logren poco a poco (en su debido tiempo y momento) lo que deseamos. Queremos que hablen mejor, que tengan habilidades motrices, que coman todo tipo de comida, que no teman quedarse con otros familiares, que tengan buen comportamiento en su colegio, que se destaquen en algún deporte o o en un área artística, entre muchas cosas más.

Los niñ@s necesitan ser imperfectos para lograr ser adultos exitosos. Necesitan explorar, descubrirse y equivocarse para llegar a ser mejores personas.

No olvidemos que serán niñ@s por muy poco tiempo. Debemos amarlos y enseñarles a amar. Debemos centrarnos en ellos, disfrutarlos, conocerlos y comprenderlos.

Mamá es normal encontrarse desesperada.

Es normal no saber qué hacer con el comportamiento de tu hijo (a).

Es normal temer a pedir ayuda profesional.

Es normal tener muchas dudas por su crecimiento y desarrollo.

Es normal sentir alivio cuando el especialista dice que todo va bien.

Es normal sentir susto cuando no sabes qué va a suceder.

Es normal no saber manejar situaciones con tu hijo (a).

Es normal que muchas cosas te atormenten.

Es normal llorar y no saber porqué.

Es normal querer defender el comportamiento de tu hijo (a), el porqué de su conducta.

Es normal encontrarle un porqué a todo.

  read more ➝

Tengo a alguien que me observa todo el tiempo.

Analiza cada acción, cada palabra que empleó. Volteo y lo noto viéndome a cada instante.

Me cuestiona sobre el porqué de cualquier acción o evento que suceda.

Esta en una etapa en donde su aprendizaje es por imitación.

  read more ➝

En realidad lo confieso, no había escuchado algo tan dulce como la afirmación de que yo era una princesa.

Me dice princesa, me trata lindo y refiere cuanto me ama como agradecimiento por cuidarlo y estar pendiente de él.

Amo completamente que me valore y reconozca todo lo que hago para hacerlo feliz.

Su trato hacia mí refleja lo que le hago sentir. Me ama y se siente orgulloso de contar con mi presencia en su vida.

  read more ➝

Cuando nos convertimos en padres tenemos muchas expectativas acerca de las diferentes etapas que vivirán nuestros hij@s.

Ellos nos convierten en padres y aunque un hijo no viene con un manual de instrucciones nos esmeramos por dar lo mejor de nosotros mismos para su crecimiento y desarrollo.

Reflexionemos: ¿Qué ha cambiado en nosotros mismos desde que somos padres?

En este análisis he notado que muchas veces los resultados no son lo que esperábamos. Ejemplo: Ese día en que tienes un evento importante o estás con poco tiempo, nuestros hij@s se comportan peor que nunca. Nuestra expectativa es que sean calmados, amorosos, amigables. La realidad es que su comportamiento es irritable, se frustran con facilidad, no entienden lo que le digamos, debido a que los niñ@s a sus dos y tres años aún están descubriendo su entorno y sus emociones.

A continuación, les comparto un análisis de algunas situaciones que vivimos como padres:

  read more ➝

Les comparto estas expresiones que muchas veces escuchamos de distintas personas como recuerdo de su infancia:

“A mí mis papás me pegaban de niño y yo no estoy traumado”, afirmó el hombre que su ex-pareja le denunció por violencia física.

“A mí de niño me dejaban llorando solo hasta que me durmiera y tan mal no salí”, señaló el hombre que pasa largas horas trasnochando en redes sociales afectando su sueño.

“A mí me castigaban de niño y estoy bien”, dijo el hombre que cada que comete un error, se dice a sí mismo palabras de desprecio, como forma de auto-castigo.

“A mí de niña me pusieron mano dura y sufro de un trauma llamado ‘educación’”, afirmó la mujer que sigue sin entender porqué todas sus parejas terminan siendo agresivas.

“Cuando yo me ponía de caprichosa cuando niña, mi padre me encerraba en una habitación sola para que aprendiera y hoy se lo agradezco”, dijo la mujer que ha sufrido ataques de ansiedad y no se explica porqué teme tanto a estar encerrada en espacios pequeños.

“A mí mis padres me decían que me iban a dejar sola o a regalar con un desconocido cuando hacía mis berrinches y no tengo traumas”, dijo la mujer que ha rogado por amor y ha perdonado reiteradas infidelidades a su pareja con tal de no sentirse abandonada.

  read more ➝