He venido haciendo un análisis de este tiempo con mi miniadolescente:

Utiliza la palabra “ayer” para relacionar todo lo que ha vivido en el pasado. Si fue a la playa hace un mes o cuando era pequeño, dice: “Ayer yo fui a la playa con mami y papi, había mucho sol”.

Cada momento vivido lo tiene en sus recuerdos. Le gusta y disfruta ver sus fotos y videos para recordar sus experiencias.

  read more ➝

Esta frase: “No Pasa nada”, normalmente es utilizada por los padres para informarle o decirle al niñ@ que sí se cae, o si un amiguito lo tropieza, o si la mamá/el papá se van de viaje y no le informan, él no pueda expresar su verdadero sentimiento ante lo que le sucede. Se le dice: no pasa nada, haciendo referencia a que al fin y al cabo en cualquier momento niño o adulto, se pueden tropezar muchas veces o habrán situaciones difíciles pero se debe seguir adelante.

Esto lo hemos aprendido desde generaciones pasadas.

Cuando decimos esta frase, le estamos brindando atributo a que ante cualquier dificultad que nos suceda debemos actuar “normal”, o sea, debes suprimir tu emoción de tristeza y hacer como si nada te hubiese ocurrido, es decir,  no debes rendirte ni mucho menos mostrar debilidad llorando o sintiéndote triste.

PERO, realmente si la analizamos notamos que cuando se dice “No pasa nada” como padres también buscamos evitar momentos de llantos o que generen caos e impidan nuestra tranquilidad o dañen el momento por decirlo así.

  read more ➝

En el camino de crecer como adultos, crecemos al mismo tiempo como padres.

Creemos firmemente que debemos estar Presente, porque nuestra presencia les genera confianza, seguridad, felicidad y tranquilidad.

Debemos siempre analizar nuestras palabras, acciones, gestos… porque nuestros hij@s las imitarán ya sea para bien o para mal. Esto es mágico, muchas veces nos podemos quedar sorprendidos por frases que digan, formas de expresarse, etc y es que su temperamento y entorno (interacción social) están relacionándose a diario para crear su personalidad.

Pensamos que si cedemos nos manipulan, pensamos que debemos dejarlos libres, pero también pensamos que debemos estar al tanto de lo que hacen.

Y es que como padres, muchas veces no sabemos qué hacer. Como mantener un equilibrio. Como darle uso a la razón pero también a la emoción del momento.

  read more ➝

Analizando, cuando ocurre una pataleta podemos rescatar cosas positivas del suceso.

Debemos ponernos a pensar ¿Porqué pasó? Qué la generó? Cómo se encontraba su estado de ánimo?

Qué buscaba el niño (a) con hacerla? Cómo fue nuestra intervención? Antes de que se generará, cómo la hubiésemos podido evitar?

  read more ➝

A veces, solo a veces, me pregunto por mi papel como madre. 

Analizo si lo estoy haciendo bien o mal. Si algo debo cambiar. En qué debo mejorar. Y la verdad, con tantas herramientas y disciplinas qué hay hoy en día, es difícil que no haga una retroalimentación diaria de mi papel como madre.

Me guío y estoy de acuerdo con una crianza respetuosa, con una disciplina positiva, ponernos en el lugar de nuestros hij@s, guiarlos pero dejarlos ser. Respetar sus gustos y preferencias a medida que vayamos conociéndolas. 

  read more ➝

Debemos criar de manera respetuosa, y esto lo podemos lograr con disciplina positiva.

La Disciplina Positiva es un modelo educativo para entender el comportamiento de los niñ@s y de acuerdo a este guiarlos de la mejor forma, considerando la comunicación, el afecto, el amor, la empatía y el respeto (tanto del niño como del adulto) al mismo tiempo.

Este tipo de educación tiene un equilibrio entre control excesivo y permisividad. Aquí se tiene en cuenta el respeto mutuo y la colaboración.

  read more ➝

Cuantas veces hemos escuchado y dicho como padres: No cojas eso! No, eso esta mal! No, así no se hace! No no, así no! No! Te he dicho que no se juega allí! No, así no puedes comer! No…. no y no.

Me he dado cuenta como madre que cuando le doy una orden a mi bebé refiriéndome qué algo no debe hacerlo. Qué está prohibido que lo haga. Él lo hace con más ganas. Ejemplo: Lucas no se juega en la mesa de vidrio. Y él insiste y pone su mayor empeño y energía para seguir jugando en ese espacio que no debería.

  read more ➝