Homebebés“Hablando por Lucas: Descubriendo mi mundo”

Tengo 18 meses, la edad perfecta para comprender mejor las cosas que me rodean. A veces sé que es lo que quiero, aunque a veces me dejo llevar del momento.

Entiendo a mi mami, comprendo que no quiere separarse de mi, al igual me pasa a mi. Pero he descubierto que aparte de ella hay muchas otras personas que me atienden bien y me hacen sentir feliz.

Sinceramente, soy un niño muy afortunado. Cada cosa que hago mis papás se enorgullecen, son mis fans número 1.

He escuchado que mi mami quiere que comience a ir al jardín cuando este más grande. He notado que a los adultos les gusta preparar los momentos. Y yo me doy cuenta de todo.

Sé cuando es de día y cuando es de noche. Me sé algunas canciones. Tengo mejor afianzado mis gustos. Me encantan los animales. Me gusta aprender mucho, me concentro con facilidad y así mi mami me ha podido enseñar las vocales, los números, las partes de mi cuerpo, las figuras, los colores, entre otras cosas.

Ser un niño grande implica muchas cosas. Ya me imagino en poco tiempo avisando cuando quiera ir al baño, también haciendo más travesuras. Me gusta mucho cuando es de día y puedo ver el sol, el cielo, los árboles, etc

Mientras, yo sigo descubriendo mi mundo, por ahora me conformo con el que me brindan mis papitos y las personas que me rodean.

Les aseguro que no hay niño más afortunado en la faz de la tierra que yo, soy muy feliz, disfruto ser quién soy, quién me han dejado ser.

Sé que pronto tendré nuevos amiguitos y conoceré otros mundos. Por ahora, me conformo en seguir descubriendo el mío.