HomebebésAnsiedad por Separación!

Desde siempre he sido una persona muy miedosa. Me dan miedo muchas cosas y no es que lo que me proponga no lo cumpla, o me de miedo arriesgarme en mis propósitos, no! mis miedos son más de carácter emocional. Me da miedo perder a un ser querido, me da miedo que a algún familiar o amigo le pueda pasar algo. Me dan miedo muchas cosas que sí sigo no terminaría.

Ahora que soy mamá, mis miedos se han incrementado muchísimo más. Mi corazón esta latiendo más rápido. Incluso cuando no estoy con mi bebé siento que mi corazón está corriendo jeje.

Enumeraré algunas cosas que me dan miedo y quizás otra mamá se puedan sentir identificada:

  1. Cuando mi bebé se enferma con fiebre, o se siente malito y no podemos saber que le pasa.
  2. Cuando esta andando en el piso y puede golpearse en cualquier momento. Así uno este pendiente.
  3. No estar presente para ver crecer a mi bebé.
  4. Qué le pueda pasar algo en el jardín o colegio o con algún familiar y yo no este presente para reaccionar de forma inmediata.
  5. Qué otro niñ@ le pueda hacer algún daño.

Lo importante de esto, es que aprendamos a manejar nuestros miedos porque es claro que podríamos transmitírselos a nuestros hij@s.

A diario se habla mucho de la ansiedad por separación del bebé pero nos olvidamos que las madres también sufrimos de esa misma ansiedad que nos genera dejarlos solos, sin la compañía y supervisión de nosotras, de lanzarlos al mundo a que sean “independientes” y sigan la ley de la vida.

La verdad, no se como sea mi relación con Lucas más adelante, pero por ahora cuidaré cada átomo de su ser, depende de mí su educación, depende de mí hacerlo un hombre de bien, depende de mi que le tenga amor al estudio, su felicidad y todo depende de mí, desde mi punto de vista es mi obligación como mamá.

Y yo dependo de él en estos momentos. Dependo que a través de su sonrisa y su felicidad diaria me diga estoy bien mamá, me haces feliz.

Tengo ansiedad, mucha ansiedad me genera el hecho de dejarlo solo mucho tiempo en un lugar. Mi vida la he acomodado para él, para su bienestar, con un trabajo medio tiempo, manejo mis proyectos personales, mi ratos libres, mi papel como esposa, entre otras cosas. Sinceramente, todo ha sido planeado; desde que estaba en embarazo me propuse darlo todo por y para mí bebé. Y cuando nació confirme que mi vida dependía del bienestar de él.

Todo este tiempo me he estado preparando para cuando mi bebé ingrese al Jardin. Siempre pensaba  que cuando llegara ese momento y lo dejará todos los días solito sin nadie de su familia, me iba a dar muy duro. Cada vez que lo imaginaba, mis sentimientos salían a flote con solo imaginármelo. Gracias a Dios, no fue tan difícil nuestra ansiedad por separación. Quizás porque en muchas ocasiones por motivos de estudio, de trabajo, y de tiempo dedicado para mí, lo dejaba por algunas horas a cuidado de su papá, tí@s, abuelas, y empleadas.

Lucas  inició en estos días a ir a una guardería (entre varias opciones) escogí un lugar personalizado, qué me inspira confianza, se acomoda a nuestro horario (2 veces por semana inicialmente), es lindo, la profesora es pilosa y es muy buena en su labor como docente (me la han recomendado demasiado). Sin duda no es fácil desprenderse, no es fácil separarnos pero Lucas es un niño exigente, quiere saber más y más. Necesitaba ayuda extra jeje… es feo que lloré, no es recomendable que nos vea llorar; la despedida he leído que debe ser rápida. Lo ideal es practicar antes la separación con algún miembro de la familia o personas que conozca.

La verdad no sé como hacen las otras mamás, dejar a sus bebés pequeños al cuidado de alguien o en un jardín no es nada fácil. Las admiro. Admiro su capacidad de decisión, y también me imagino que les da dolor y también les causo ansiedad por separación.

Les recomiendo a todas las madres que antes de decidirse por un lugar, primero tengan una rutina (para que tenga menos angustia) parecida a una guardería o jardín, hacer actividades en casa, colorear, insertar objetos en botellas, jugar con rompecabezas, leer libros, contar historias. Desde los 18 meses ellos desarrollan y comprenden completamente sobre la permanencia de los objetos, es decir, cuando ellos perciben que no estamos les genera mucha intranquilidad y aparece el llanto desconsolado. Es entendible que se sientan así. Nosotras como madres debemos entender su sufrimiento, su angustia. Incluso hasta estando cerca dentro de la misma casa, de pronto les ha pasado que cuando van al baño sus hij@ quieren acompañarlas, sin decirnos mucho, nos damos cuenta que ellos quieren estar presente en cada momento de nuestras vidas.

Es muy importante la relación que el niñ@ establezca con su madre, porque dependiendo de esa relación el niñ@ aprenderá a relacionarse con los otros. Como refiere el reconocido pediatra Carlos González en uno de sus escritos: “Cuanto más sólida y segura es la relación con la madre, más sólidas y seguras serán las demás relaciones que el individuo establezca a lo largo de su vida”.

0 thoughts on “Ansiedad por Separación!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*