HomebebésAprendizaje sin límites para mi bebé!

Quién iba a creer que un bebé de 1 año (17 meses) iba a tener la capacidad de decir sí, no, saber su nombre, aprenderse las vocales, los números del 1 al 10, las figuras, imitar sonidos de los animales, nombrar las partes de su cuerpo, señalar lo que quiere y seguir ordenes sencillas, cantar canciones etc y etc… bueno, en estos tiempos no es tan sorprendente. Porque dicen que desde la barriga ya sonríen, escuchan la voz de su mamá, van definiendo sus gustos por la alimentación, etc.

Amo la educación, amo ser la maestra de mi bebé. Amo también dejarme deslumbrar por todo lo que aprende cada día. Y es que, este post es para que sirva a todas las madres y padres de no ponerle límites al proceso de enseñanza-aprendizaje de sus hij@s.

No es necesario que seamos psicólogas (0). Solo es importante ser padres comprometidos en el proceso de desarrollo de nuestro bebé. Cada niñ@ tiene un ritmo diferente de aprendizaje. Algunos tienen mejores habilidades en el área motriz, otros a nivel del lenguaje, en fin… depende mucho de sus antecedentes prenatales, la dinámica familiar, qué hace el niñ@ normalmente en su diario vivir, las costumbres, hábitos, pautas de crianza, modelos a seguir… pero la cuestión es que todos son capaces de hacer o lograr X cosas, solo es cuestión de constancia y dedicación por parte de sus cuidadores. No nos pongamos barreras nosotros mismos para no transmitírselas a ellos directamente. No limitemos el desarrollo de todas sus capacidades.

Yo me sorprendo cada día. Conozco a mi bebé. Sé en que momento generar en él expectativas para un nuevo aprendizaje y me baso en varias teorías, pero creo que depende del niñ@, cada uno es diferente.

El mismo niñ@ dará las bases para continuar, sentirá mayor interés cada día por aprender cosas nuevas, practicar lo aprendido y enorgullecerse de sí mismo por su conocimiento. Esto favorece su autoestima, será un niñ@ seguro y con la certeza de que estamos en este mundo para construirlo mejor.

Desde siempre a mi bebé le he hablado como una persona que razona, escucha y comprende. Siempre tuve en cuenta su palabra y ahora que se expresa mejor considero lo que dice.

Me ha pasado muchas veces que creo que no va a entender lo que le estoy diciendo pero él va asimilando todo lo que ve y escucha a su alrededor como si fuera una personita más dispuesta a decir lo que siente, dar su opinión, incluso a seguir ordenes sencillas como Lucas traeme a Tooby (Tooby es un peluche en forma de perrito) o Lucas quieres colorear? (Responde Sí y señala donde están sus crayolas). Lo importante es hacerlo parte de nuestros planes, conversaciones, incluirlo siempre en nuestras decisiones y hacerlo sentir parte de todo.

Un tip clave para tener en cuenta es que sí notamos que el bebé siente interés por aprender X cosa no le pongamos límite, seamos facilitadores para que sigan mostrando mayor interés por aprender y descubrir nuevas cosas. A través del juego se pueden afianzar habilidades, enseñar todo lo que nos imaginemos.

Recuerden cada niñ@ tiene su personal y particular manera de aprender. Si forzamos o limitamos el estilo de aprendizaje propio podría entorpecer el proceso. Debemos tener paciencia y saber acompañar en cada logro. Consideremos el hecho de no estar dando premios, castigos con el aprendizaje logrado. No! La idea no es hacerlo el más sabiondo, el que más sabe a su corta edad etc. La idea es que sigamos su propio ritmo. Siguiendo al neuropsicólogo Álvaro Bilbao: “lo que importa es el proceso, más que la meta”, debemos valorar a nuestros hij@ y la manera en que también buscan agradarnos. Reconocer las cosas que hace bien, celebrar la evolución para que el niñ@ no relacione esfuerzo con frustración.

Para finalizar, quiero dejar algo bien claro y es que si seguimos con la idea de que la capacidad de aprender de los niñ@s es fija y que debemos aceptar esa limitación, incluso tomando de referencia los mismos sistemas educativos tradicionales, no lograremos un aprendizaje constructivista – significativo para su propio ritmo de desarrollo.

No sabemos si alguno de nuestros hij@s pueda convertirse en el próximo Einstein 😉 como padres no debemos ser conformistas, no debemos exigirles tampoco, solo debemos llevarlos de la mano dándole las herramientas para facilitar un buen proceso de enseñanza-aprendizaje. No debemos limitar el aprendizaje a recepción de informaciones o conocimientos sino promover un aprendizaje sin límites.

Los niñ@s aprenden de forma activa y a través de experiencias prácticas construyen un aprendizaje significativo.  Me gusto esto que leí: “Los límites deben ser solo necesarios para la formación de su personalidad pero no para inhibir su capacidad intelectual”. No limitemos la posibilidad de que adquieran conocimientos por sí mismos y con ayuda nuestra, ni mucho menos limitar sus propias ideas por las nuestras. Son unas personitas formandose y necesitan de nuestra ayuda, pero como padres primero necesitamos documentarnos y elegir la mejor opción para ellos.

En este camino de ser padres, debemos proponernos a contribuir en una mejor educación para nuestros hij@s.

0 thoughts on “Aprendizaje sin límites para mi bebé!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*