HomeBlogSomos madres perfectamente IMPERFECTAS!

Somos madres pero no somos perfectas. Somos humanos y cometemos muchos errores, a veces el mismo de manera repetitiva o cometemos varios durante el día o semana.

En la crianza de nuestros hij@s es claro que necesitamos ser una mejor versión de nosotras mismas todos los días, ya que ellos copiaran nuestra forma de ser, vocabulario empleado… nosotras seremos para ellos el mejor ejemplo a seguir.

La misma maternidad nos exige ser mejores cada día. Nos exige capacitarnos y seguir adelante con nuestra vida profesional para brindarles a ellos un mejor futuro.

No somos perfectas! Somos personas con defectos que transmitimos a nuestros hijos diariamente, pero cómo podremos enseñarles que no todo es color de rosa?

A veces como madres nos equivocamos con ellos, porque planificamos cosas, momentos o situaciones, deseando que pase así tal cual lo imaginamos pero nos olvidamos de cómo se sentirán, su opinión… muchas veces se arman momentos caóticos no por ellos sino por nosotras mismas. Ejemplo: Están jugando entretenidos y ya queremos que cambien de actividad porque se hace tarde para salir, o porque no han dormido… en fin, olvidando que realmente están disfrutando lo que nosotros queremos interrumpir.

Pero bueno, no nos podemos culpar del todo. Vivimos en un mundo congestionado. Las horas, días pasan volando, como padres estamos en miles de cosas, y a veces olvidamos el pensamiento de un niñ@ y sus necesidades, las cuales debemos darles respuestas inmediatas.

Aunque nos retroalimentemos la monotonía nos acaba y volvemos a caer en nuestras imperfecciones como seres humanos. Entonces, está en nosotros también enseñarles o hacerles saber que todos nos equivocamos, y qué pasa cuando lo hacemos, qué actitud deberíamos tomar, y qué podemos hacer para mejorar. Aquí entra a jugar un papel importante las emociones.

Sé que muchas madres intentan ser perfectas incluso son perfectas para sus hij@s y familias pero está bien olvidar el reloj un rato, disfrutar tiempo de calidad y cantidad con ellos, prestarles suficiente atención, conocerlos más, comprenderlos, ponernos en su altura, mirarlo a los ojos, hablar con ellos y hacerles saber cuánto los amamos. Así cualquier error que creamos nosotras que hemos cometido se pierde recreando esa escena donde solo existan los dos.

Somos Madres perfectamente IMPERFECTAS!!

0 thoughts on “Somos madres perfectamente IMPERFECTAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*