HomebebésHablando por Lucas: “Ya estoy grande mamá”

Sí mamá, así como lo escuchas: “ya estoy grande”. Tengo 12 meses, ya pase de ser un bebé a ser un niño grande.

Grande me considero porque a diferencia de los bebés, soy más independiente, ya sé que cosas me gustan y que cosas no. Sé que me falta descubrir y aprender muchas cosas. Pero con las que ahora sé, me siento un niño grande.

Tengo mayor confianza de mí mismo cuando decido hacer algo. Cada vez me desenvuelvo mejor caminando, incluso ya quiero correr; cuando quiero algo lo “expresó” (bueno mi papá y tú me entienden) así como cuando no me gusta alguna comida. Sé que te sorprendes, pero ya hay alimentos que no me gustan ni me llaman la atención como antes. Además, soy un niño, apenas estoy aprendiendo a complacerte en dejar de jugar para ir a comer. Y obvio, voy a preferir siempre divertirme y explorar en nuevos lugares que no he ido. En mi misma casa, disfruto cada día descubrir cosas nuevas como abrir y cerrar las puertas, prender y apagar los focos, abrir las gavetas de la cocina. Me encanta estar cerca del abanico. Coger el cordón de la cortina y jalarlo una y otra vez. 

Disfruto mucho cuando me guardas algunos juguetes y nuevamente los veo y aparecen como si fuera la primera vez en que los conozco.

Ya he aprendido a estar un poco sin ti.. yo solito cuando estoy en problemas puedo resolverlos. Si quiero un juguete que está lejos o debajo de otro o guardado busco la forma de cogerlo. Cuando se me va un juguete debajo de las sillas o muebles, me agacho a cogerlo. No lloro por eso, no me quejo, yo solo aprendí a resolverlo.

Ah, sigo explorando metiéndome las cosas en la boca así puedo conocerlas mejor, aunque a ti no te guste ni mucho menos a mi papá.

Ya aprendí mamá a quedarme al cuidado de otras personas, bueno cuando no has estado conmigo, te extraño pero los demás me siguen dejando ser yo mismo y eso me gusta.

Soy un niño libre, muy feliz, sé muchas cosas que tú y mi papá me han enseñado y que aún no les he demostrado que sé. He aprendido a reconocer y señalar algunas partes de mi cuerpo, hacer con el dedo el número uno, tirar besos, decir hola y Chao con las manos, señalar con mis manos arriba y abajo. También, he aprendido a cambiar canales con el control y utilizar a escondidas el celular de mi mami.  

Nosotros como niños podemos aprender cualquier cosa que los adultos se propongan a hacer, buena o mala todo lo imitaremos. 

Má te doy las gracias por estar siempre junto a mi, brindándome todo tu cuidado y amor. Disfrutándome, motivándome y acompañándome en cada logro  de mi desarrollo que me está convirtiendo en un niño de bien. 

Recuerda esto:

Sigue disfrutando cada instante, cada etapa de mi niñez.

Siento que he crecido muy rápido, pero siento que  has dado lo mejor de ti para dejar huellas en mi corazón y recordar así una infancia feliz. 

Sigue así, poniéndome límites pero teniendo claro que soy un niño y lo seré muy poco tiempo.