HomeBlogMi mejor regalo: Mi bebé!

Por siempre y para siempre será mi mejor Regalo de navidad, mi mejor regalo de cumpleaños, mi mejor regalo de la vida y del cielo. Lo mejor que tengo y he recibido de Dios.

Lo miro, lo miro y no me lo creo. Aww es tan hermoso mi angelito (esto lo sienten todas las madres jijiji). Me siento muy afortunada de ser su mamá. Con él a mi lado me doy cuenta que los ángeles sí existen. Él me hace feliz todos los días. Su sonrisa me emociona y sus carcajadas me llevan a otra dimensión.

Este es mi mejor momento: Ser madre!

Cuando era pequeña y me imaginaba siendo madre, lo soñaba así tal cual. Y Dios me bendijo dándome el mejor regalo de todos.

Ser madre es lo máximo. Descubres, aprendes, comprendes y buscas capacitarte para convertirte en la mejor maestra para tú bebé.

Cuando somos madres, entendemos a nuestras madres (valga la redundancia). Comprendemos cada etapa que vivimos. Y somos más agradecidas con la vida y con Dios por darnos buenas herramientas para empezar a construir ciudadanos de bien.

Y es qué, el amor de mi vida, me hace sentir como una princesa!!. Me mira con ternura y amor. Desea estar siempre a mi lado. Busca mi apoyo y compañía. Cuando lo abrazo, suspira y cierra sus ojos. Y cuando me llama y me dice MaMi (sonriendo) me derrite!!

Recordemos cada día el papel que desempeñamos y hagámoslo de la mejor forma. Nuestra misión es hacerlos felices diariamente. Ser madre es un regalo de la vida. Parece que fuera ayer cuando mi cita a ciegas se convirtió en una realidad y lo conocí y de inmediato me enamoré. Y gracias al poderoso sentido del olfato, el me olió y supo que yo estaba allí con él. No se sintió solo. Nuestra conexión fue mágica e increíble. Era tan pequeño e indefenso. Juré cuidarlo con mi vida. Le he pedido a Dios mucha sabiduría para educarlo de la mejor manera. Hoy tan solo tiene 20 meses y mi mundo gira alrededor de él. El tiempo pasa muy rápido! Verlo crecer y disfrutarlo, es mi trabajo y mi mejor momento.

Bueno, es cierto, que también en esta etapa los momentos caóticos están a flor de piel, pero de eso se trata mi papel, de acompañarlo en todos los momentos, todas sus etapas, su crecimiento y desarrollo, sus travesuras, pataletas. Cada momento es único y es un aprendizaje tanto para mi bebé como para mí.

Seguiremos juntos y nuestro amor crecerá cada día más hasta el infinito. Te amo Lucas!!