HomeBlogComo mamás, no todo es color de rosa!

Seamos sinceras, como madres primerizas nos cuesta mucho tener paciencia. Y la paciencia es lo que más se necesita en esta nueva etapa.

Ser pacientes es lo que nos dará resultados de aprender a manejar todo lo que ser madre implica. Comprender a qué se debe que nuestro bebé lloré, y que estrategias emplear para calmarlo, entre otras cosas. Debemos saber que el primer paso es calmarnos nosotras, porque todo se lo transmitimos a ellos.

Cómo madres primerizas también estamos rodeadas de comentarios fuera de lugar en donde no se valora nuestro nuevo reto como mujeres. Debemos aprender a manejar este tipo de comentarios y no dejarnos llevar por ellos, ni mucho menos pensar que estamos haciendo las cosas mal. Claro, debemos autoevaluarnos y lograr ser mejor cada día, pero tenemos que tener presente que depende de nosotras mismas llegar a ser «perfectas» para nuestros bebés.

Me imagino que en alguna ocasión o en varias,  se han sentido desesperadas por no saber que hacer, como actuar, o reaccionar frente a las demandas que les exige el ser madres. Es normal sentirse así. Particularmente, yo muchas veces me he sentido nerviosa en algunas situaciones, es obvio si todo es nuevo para uno. No es lo mismo compartir con un bebé de lejos (sobrinos etc) que vivir con él día a día, y mas sí es tu hijo, no quieres que nada malo le pase.

Como madres desarrollamos la autoconfianza, es decir, logramos tener un sexto sentido desarrollado para nuestros bebés y llegamos a interpretar sus emociones o por lo menos descifrar a  qué se debe cada cosa jeje…debemos guiarnos muchas veces de nuestro instinto maternal. Sí ya es algo que se sale fuera de control, informarle al pediatra.

Algo importante por mencionar, es que debemos ayudarnos como madres, compartir experiencias y crecer juntas en este nuevo papel que desempeñamos.

Me parece feo como algunas madres se quejan de sus bebés o de esta etapa. Le observan lo negativo a todo. Quizás porque no se han dado cuenta de lo afortunada que son por ser madres, o depronto esto pasa, porque no han contado con la ayuda necesaria para sentirse apoyadas.

Como sea, aunque no todo es color rosa, es una etapa de adaptación, nosotros debemos adaptarnos a nuestro bebé y no pretender que sean ellos los que se adapten a nosotros; debemos disfrutar cada etapa de su desarrollo y siempre esmerarnos día tras día a hacer las cosas mejor.

0 thoughts on “Como mamás, no todo es color de rosa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*