HomeMadresUna madre conforme al corazón de Dios!

Cuando escuchamos esta frase comprendemos que sin Dios a nuestro lado todo podría ser más difícil.

Quizás algun@s que puedan leer este post pensará que Dios no lo es todo, o de pronto creen que no ha estado en todos los momentos de su vida por X cosa, o por la relación que tengan con él, en fin. Cada quién es libre de opinar.

Creo que todas las madres debemos ser conforme al corazón de Dios, enseñándoles con amor a nuestros hij@s, hablarles de la palabra de Dios, de los valores, de los 10 mandamientos formulados con un lenguaje que ellos puedan entender de acuerdo a su edad a través de libros con imágenes llamativas.

Una madre quien fuera por el mundo, sin tener paz en su corazón, es una madre no preparada para dar y recibir amor genuino, amor sano, un amor bondadoso, esperanzador, diseñado por nuestro amado Dios.

Dios, Santo Padre, Jehova, Jesús, etc etc seamos abiertas a todas las religiones. Enseñémosle a nuestros hij@s nuestra religión pero tengamos la mente abierta para responder preguntas que quizás otras religiones las expliquen mejor o de una forma que a ellos les pueda captar más la atención.

A medida que crecen los hij@s, crecen los padres. Y nosotros como padres no debemos limitar nuestros pensamientos porque les vamos a transferir lo mismo a ellos.

Mi mejor amiga y madrina de mi bebé, me regalo este gran libro titulado con el mismo nombre de este Post: Una madre conforme al corazón de Dios, escrito por Elizabeth George. Se los recomiendo, es de la editorial Portavoz.

Cuando reconocemos que como madres tenemos una misión en la vida de nuestr@s hij@s entendemos la responsabilidad tan grande que Dios nos dio. Tener hij@s es recibir la bendición de Dios.

Elizabeth Garden, hace que nos preguntemos ¿Qué clase de madre quiere Dios que tú y yo seamos?.  Respuesta: Una que vive su maternidad con esta actitud:

  • De corazón: Todo lo que haces, incluso tu maternidad, hazlo de corazón.
  • Fielmente: Sé fiel en todo, especialmente en tu papel de madre.
  • De buena gana: Cumple tus labores como madre con gusto, tanto con tus manos como con tu corazón.
  • Con excelencia: Muchas madres lo hacen bien, pero procura sobrepasarlas a todas.
  • Con gozo: Regocíjate siempre, sin importar lo que ser madre exija de tu parte.
  • Con oración: Ora sin cesar mientras te esfuerzas por ser una madre conforme al corazón de Dios.
  • Con gratitud: En todo, en especial siendo madre, da gracias, porque esta es la voluntad de Dios para ti.

Debemos cambiar muchas veces nuestras actitudes (que impactan de manera negativa en nuestros hij@s) y darle gracias a Dios por regalarnos la dicha de ser madre. No temas, Dios está contigo acompañándote y guiándote para tomar la mejor decisión. Recuerda: Tu nivel de madurez equivale a tu capacidad de tomar sabias decisiones.

Ten en cuenta esto: elige poner a las personas que amas en primer lugar, elige recibir ayuda de un mentor, lee proverbios, estudia la vida de algunas madres de la biblia, ora por la vida de tus hij@s, cuidalos, enséñale a tus hij@s a orar y a sentir a Dios.

Les comparto 10 mandamientos para guiar a sus hij@s:

  1. Enséñales, con la palabra de Dios.
  2. Muéstrales lo que es correcto y lo que no.
  3. Considéralos como regalos de Dios.
  4. Instrúyelos en el camino recto.
  5. Disciplínalos (sin castigos)
  6. Ámalos incondicionalmente.
  7. No los provoques la ira.
  8. Gánate su respeto mediante el ejemplo.
  9. Suple sus necesidades físicas.
  10. Transmíteles tu fe.

Instruye a tu hij@! La clase de persona en que se convertirá tu hij@ ya lo está siendo.. ¡y a toda prisa!

Sé la madre que anhelas SER!! Da lo mejor de ti 🙂

Este mensaje extraído de internet resume todo:

Dios dijo: “Necesito a alguien que ame con todo el alma, que lo sacrifique todo, que se trasnoche, que pase hambre y sed si es necesario, que sonría desde el alma, que enseñe grandes valores y que siempre de lo mejor de sí.

¿Qué nombre te doy? M a M á