Homebebés¿Cómo estimular a tú bebé?

Estimular a tu bebé es lo más fácil de este mundo. El primer ingrediente que debes tener a la mano, es amor y paciencia.

Desde el momento de nacer la conexión que exista entre bebé y mamá dependen de ti. Debes tener buena actitud, sentirte tranquila y dejarte llevar por esta nueva etapa de ser madre.

  • De 0 – 3 meses, necesita escuchar tu voz con mucha frecuencia, qué le digas cosas lindas, le cantes canciones, le hagas saber cuanto lo amas a través de masajitos, palabras lindas, sonrisas, mirarlo a los ojos, comprenderse y apoyarse juntos sin necesidad de decirse nada etc. Sobretodo, atenderlo cuando llore, qué el sienta que tú siempre estás allí para él.

La estimulación temprana, he leído (y lo apliqué con mi bebé) que en este tiempo recomiendan poner al bebé en posición boca abajo para que cojan fuerzas sus músculos del cuello. Debemos comenzar a ponerlo en esa posición de de 5 – 10 min, incrementando el tiempo cada vez. Ponerle muñecos, sonajeros, algún juguete llamativo para que este le llame la atención y pueda mantenerse motivado de ponerse en esa posición. Los juguetes más adecuados para esta edad son los cascabeles, móviles de colores, gimnasio de actividades para estimular los sentidos del bebé.

Las canciones ayudan mucho, inventarlas y cantar las canciones típicas de niñ@s esto ayudará a lograr periodos de concentración. Lo más importante es saber qué cosas le gustan a tú bebé y de esa forma sabrás como llegar a él. Sonríele mucho, en este primer trimestre conocerás sus primeras sonrisas.

Debemos tratar que cada actividad la hagamos agradable para el bebé, toda actividad necesita tiempo, disposición y buena actitud por parte nuestra. Al momento de bañarlo, qué el agua este a una temperatura apta para el bebé ni fría ni caliente. Con el codo nuestro podremos distinguir la temperatura adecuada. Luego, cantarle una canción para el baño, salpicar agua, poner su cuerpo en una mallita o esponja de agua. Tener todos los implementos del baño a la mano. Se debe ir echándole agua poco a poco e ir haciendo movimientos y rotaciones comenzando con el pecho, brazos, piernas etc, de último, la cabeza para finalmente terminar el momento del baño. Con una mano sostenerlo y con la otra ir bañándolo. Hay juguetes que venden de agua y sirven para estimular este momento.

  • De 3- 6 meses, algunos niñ@s inician volteándose. En esta etapa hay que tener mucho cuidado ya que quieren explorar mucho más. Los juguetes sensoriales les gustan mucho. Por ejemplo: luces de colores en el techo, que el bebé con la mirada pueda seguirlas. Es importante, ponerlo a buscar objetos y ponerle objetos en la mano para que pueda agarrarlos.

Ponerlo a hacer movimiento en los brazos, arriba las manos, debajo, a los lados, delante, detrás. De igual forma, con las piernas, estirándola con cuidado. Esto no sólo hará que se divierta sino que podrá ir teniendo control y seguir instrucciones básicas. Repite los sonidos que balbucea para que comiencen a dialogar. Déjalo que te responda, sonríele y utiliza tonos de voz tiernos y melodiosos para que te entienda mejor.

Cuando sea de día debemos explicarle y mostrarle la luz. Después, llevarlo a un cuarto oscuro para que diferencie cuando es de día y cuando es de noche.

  • De 6 – 9 meses, en esta etapa ya te entiende, ya comprende tus expresiones faciales y crecerá su afán por comunicarse contigo y con las personas que lo rodean. Enséñale libros de imágenes (explicándole que es y que dice cada página), cántale, cuéntale cosas y siempre incluye su nombre (para que vaya identificando cuando lo llamen), haz muecas para que se ría, enséñale juegos para descubrir la causa-efecto, es decir, golpea algo  (por ejemplo, un tambor) y deja de sonarlo por un momento para que descubra de donde viene el sonido y para que comprenda que si golpea-suena. Pueden jugar al escondite, donde está bebé? y se tapa con un paño, y se descubre rápidamente, después que lo haga la madre, donde está mamá?. También, pueden ponerle un espejo al frente para que el vea su imagen.

En las actividades que se realicen con nuestros hij@s debemos permanecer en frente de ellos con el fin de que nos observen, y puedan ir identificando los movimientos qué hagamos y nuestras expresiones.

  • De 9 – 12 meses, en esta etapa comprende las palabras, sabe su nombre, sigue ordenes de dame-toma, cada día aprende algo nuevo (elógialo), se mueve más gatea y trata de ponerse de pie. Señala cosas y algunas las puede nombrar a su manera. Debemos dejarlo que se exprese pero ir indicándole el nombre de las cosas. Al mismo tiempo, si intenta decir o señalar que quiere agua, preguntarle si quiere para que cada día se estimule su lenguaje (a través del nombramiento de las cosas). Podemos enseñarle el sonido de los medios de transportes, animales, de las vocales, etc. Cuando lo estemos bañando o vistiendo podemos irle nombrando las partes de su cuerpo.

Recordemos que el llanto no es porque está malcriado o pechichón! es porque el bebé siente una necesidad que no ha sido satisfecha y lo hace con la intención que se le resuelva ya sea para expresar hambre, sueño, incomodidad o dolor.

El desarrollo socioafectivo se va logrando a través de la interacción que la familia tenga con el bebé. Hablarle todo el tiempo, hacerlo sentir a gusto. El bebé siente y se tranquiliza cuando alguien le esta hablando y lo tiene en los brazos. Establece contacto con su mirada. Responde con sus gestos de acuerdo a lo que escucha y sí es de su agrado o no. El puede percibir las gesticulaciones, lenguaje del cuerpo, y de las manos. Siempre hay que mirarlos a los ojos, decirle su nombre y qué sienta que esta protegido.

Es importante que como padres aprendamos a identificar el temperamento y actitud de nuestros hij@s, ya que todos los bebés aprenden y se desarrollan de manera diferente, por eso es vital la cercanía con sus padres.

  • De 12 – 24 meses, en esta etapa se expresará fácilmente, ya comprende las cosas y su vocabulario aumenta cada día. Recomiendan que cuando diga una palabra, nosotros armemos frases e historias relacionadas con esa palabra. Explícale paso a paso de lo que harán, primero te baño, después comemos, hacemos esto, lo otro, etc. Los niñ@s comprenden más de lo que pueden decir. Dile que recoja los juguetes, enséñale como debe hacerlo, ayúdalo para que te observe. Para enseñarle nuevas cosas solo debes saber cual es el momento para hacerlo, ya sea después de levantarse o de comer. Qué sea cuando este tranquilo.

Tengamos en cuenta, que todo lo que le hagamos a nuestro bebé debe proporcionarle tranquilidad, seguridad y confianza.

http://viref.udea.edu.co/contenido/pdf/229-manual.pdf Les recomiendo este manual de estimulación adecuada de 0 a 2 años, es espectacular! Lo mejor es que mencionan que pasa con el bebé en cada etapa de su desarrollo físico, socioafectivo, cognitivo y de lenguaje. Y brinda actividades para trabajar con el bebé.

http://files.unicef.org/mexico/spanish/ejercicioestimulaciontemprana.pdf  Este de las Naciones Unidas es maravilloso! son ejercicios de estimulación temprana y se pueden hacer desde casa.

Mamás no es competencia de que tu bebé sepa más o se defienda en muchas áreas, la estimulación temprana es estar atentos al desarrollo de tu bebé. Y acompañarlo a vivir todas sus etapas de manera divertida y responsable para acudir a ayudas externas según veamos necesario. Guíense porfis en los parámetros de desarrollo infantil.

La estimulación sirve para aprovechar al máximo el interés de aprender de tu bebé, las ganas por explorar y conocer el mundo y para potenciar su desarrollo psicomotor, cognitivo y emocional.

La estimulación de tu bebé realmente depende de ti, de tu tiempo y tus ganas de hacerlo!