HomeBlogVida de pareja después de ser padres!

Normalmente se habla mucho del bebé, del papel de la madre o de los padres en general, pero no de como cambia la relación de pareja en esta nueva etapa como padres!

Antes de ser padres, son dos personas enamoradas, viviendo al máximo su relación en todo su esplendor, con muchos sueños, planes por cumplir juntos en un futuro. Como son solamente dos, los dos escuchan las necesidades, metas de cada uno y trabajan juntos para lograrlo. Desde un viaje planeado o la compra de una vivienda o un carro etc.

Cuando la pareja se convierte en padres una vez hayan realizado la prueba de embarazo, tengan la cita con la ginecóloga para confirmarlo, vean al bebé en la primera ecografía, entre otras cosas. La vida comienza a cambiar. Se siente más presión de ser mejores cada día como personas, como pareja y como profesionales. Se busca lograr muchas cosas positivas para que la llegada de esa nueva personita sea estupenda.

Y cuando llega nuestro bebé, la vida como padres se vuelve oficial, la comunicación, la paciencia, el trabajo en equipo y el amor se vuelven los protagonistas principales para lograr una buena vida como padres y pareja al mismo tiempo.

Sinceramente, no siempre es color rosa, la relación cambia, ya no son dos (pueden ser tres o cuatro o tantos) pero ya depende de ustedes mismos en organizar su vida como pareja después de ser padres para que de esta manera todo fluya en la vida como familia.

Es bien cierto, que todo gira en torno del bebé sobretodo antes de cumplir el primer año, pero los padres deben sacar espacio para su relación de pareja. Salir al menos una vez al mes solos, hacer planes que cambien la rutina, en donde se hable de ustedes, y también sirva para autoevaluarse como padres. Y no olvidar que ante todo son pareja. Algunos tips son: no dejar de un lado las fechas especiales, los halagos, la pasión, los momentos para compartir con amigos, pero siempre respetando los espacios y tiempos del bebé.

Cuando somos padres la realidad se transforma. Debemos velar juntos por la armonía de nuestro hogar. Y tenemos aún más responsabilidades. En la convivencia del día a día y en las decisiones que se tomen en torno a la familia, se deben sacar espacios de reuniones familiares, y tratar de no acumular situaciones o experiencias negativas. Lo mejor, es tener una comunicación asertiva. Se presentaran quizás roces sobre la educación del primogénito ya que cada padre tiene una educación y percepción diferente pero sí entre los dos se ponen de acuerdo, verifican pros y contra, tomarán la mejor decisión para su familia.

Estadísticamente, según algunas fuentes muchos divorcios se dan en los primeros dos o tres años después de nacer el bebé. También, esta demostrado que el primer año de vida del bebé la pareja discute más. Son muchos cambios, desde los que experimenta la mujer en su cuerpo, hasta los que como padres experimentan en su vida en general y financieramente. La relación de pareja, se transforma! Todo cambia, las actividades, las emociones, la rutina, etc. Esta en nosotros mismos decidir que vida queremos tener y ser conscientes que en la vida de padres se viven diversas etapas. Por tal motivo, es indispensable el apoyo como pareja en esta nueva vida, que los dos están aprendiendo y descubriendo cada día.

Para que desde un inicio la relación de pareja sea sana en la nueva vida como padres, ambos deben sentirse preparados en este nueva etapa. Aunque todo gire alrededor de nuestros hij@s, no debemos olvidar nuestra vida como pareja. Para lograrlo, ambos padres deben hacer un esfuerzo, poner de su parte para que la relación recoja los frutos sembrados desde antes de ser padres y encontrar de esta manera un equilibrio.

Es importante, que las tareas como padres se dividan de manera equitativa, es decir, las actividades cotidianas, como por ejemplo: darle la comida al bebé, bañarlo, vestirlo, llevarlo a los juegos, etc el apoyo como equipo fortalecerá los lazos emocionales.  Si hay organización no aumentarán los niveles de estrés por las tareas en el hogar aún así teniendo una ayudante.

Dicen que cuando nos convertimos en padres llega una prueba de fuego para la pareja, ya que nosotros somos el primer ejemplo o modelo que tendrá presente nuestros hij@s para la forma en que se relacionara a futuro, entonces, cuanto mejor sea la relación que tengamos con nuestra pareja, mejor serán las de nuestros hij@s en un futuro.