Se está finalizando este año, y nos queda pensar y analizar en lo bueno y lo malo que ha traído consigo mismo. 

Sin lugar a dudas ha sido un año de muchísimo aprendizaje, de cambios en nuestro ritmo de vida, de personas importantes que se fueron y nos cuidan desde el cielo y de crecer en todas las áreas tanto personal como profesional.

En general defino este año de prosperidad. Y le doy gracias a Dios por nunca desampararme. Su presencia en nuestras vidas fue quien hizo que cada momento amargo fuera más llevadero y cada momento de dicha estuviera presenciado por la esperanza y alegría. 

Con mi corazón y mi fe puesta en Dios, declaró para el otro año, 2019, un año de plenitud, estabilidad, mucha salud, paz, amor, felicidad y con mucha fe en que vendrán cambios positivos en nuestras vidas; esos deseos postergados se volverán realidad 😇 así lo siento. 

Confío y trabajaré en seguir logrando cada uno de mis propósitos. 

Hoy tomó prestada la palabra favorita de Lucas: Bien hecho. Para hacer alusión que a pesar de todos los momentos vividos, cada día di lo mejor de mi para lograr mis metas trazadas. Y vamos por más, declaro año 2019 un año de bendiciones!

Este año he aprendido muchas cosas que me han servido para crecer.

Soy un niño más amable, tengo en cuenta al otro, me gusta ayudar e identifico las emociones de los demás.

Hago amigos con mayor facilidad. Hablo con ellos y armamos juegos. Ya no me cuesta mucho compartir. He aprendido a hacerlo, aunque a veces no esté de acuerdo sobretodo con niños desconocidos. Estoy seguro que mi mamá tampoco compartiría algo suyo así de la nada.

Mi conocimiento se ha profundizado aún más, mi vocabulario cada día es mejor, esto me ha servido para desenvolverme con mayor facilidad con las otras personas: niños y adultos.

  read more ➝

Pensamos que ya habíamos pasado la etapa de los berrinches.

Qué equivocado estábamos! ahora, llegan como huracanes. De la nada, de repente, sin ningún motivo que lo generen, solo arrasan con lo que este a su alrededor.

  read more ➝

La navidad es la época más hermosa de todas. Nuestros sentimientos salen a relucir, nos volvemos más amorosos, más serviciales, en sí, mejores personas.

Nos dejamos envolver de canciones con mensajes mágicos, luces y decoraciones que nos transportan a esas historias de cuentos llenas de fantasías. Y esa misma magia, sirve para tener en cuenta más al otro.

Y con nuestros hij@s pasa que queremos demostrarles todo nuestro amor, lo orgulloso que nos sentimos porque estén en este mundo. Entonces, el día de celebración de navidad, el nacimiento del niño Jesús consideramos que es un día especial para creer que es posible un mundo mejor, nos llena ese día de esperanza y de tener mayores fuerzas para luchar por nuestros sueños. 

Nuestra emoción por hacer ese día especial hace que queramos lo mejor para nuestros hij@s. Y al mismo tiempo, compremos todo tipo de juguetes para que “reciban muchos regalos”. Sin embargo, hay una regla de 4 regalos que si la analizamos y la tenemos en cuenta es muy cierta: 

  read more ➝

En ocasiones me gustaría estar off, no disponible para mi bebé. Y eso no quiere decir que no lo ame, sino es que a veces me resulta difícil manejar un mal día (de uno mismo) y al mismo tiempo, esos días en los que sus berrinches o pataletas (sobretodo a esta edad) están siempre presentes.

Quisiera ser mamá off esos días cuando tiene suficiente carga, muchísima energía como cualquier niñ@ de jugar, explorar, brincar etc porque quizás en ese momento, emocionalmente no me siento bien. Sinceramente, en esos momentos quisiera que alguien tomara el control de mi papel como madre.

  read more ➝

Quiero contarles nuestra experiencia desde hace tres semanas en la operación pañal.

Todo inicio porque me di cuenta que Lucas podía durar con el pañal todo el día sin mojarlo mucho.

De igual forma, venía avisando y fastidiándose cuando tenía el pañal sucio. Quería que inmediatamente se le cambiará. Esto también pasaba cuando él tenía ganas de orinar, lo manifestaba justo cuando estaba orinando en el pañal. 

Aunque ya teníamos claro que estaba listo para dejar el pañal, decidimos esperar un tiempo, porque nos habíamos mudado hace poco, y debía adaptarse primero a su nueva casa, espacio. Para que de esta manera, se sintiera más seguro y confiado. 

  read more ➝

Noto estos días que me ama más.

Le agrada mi compañía, siento que valora el tiempo qué pasó con él y me lo hace saber a través de besos, abrazos y un Te Amo que llega directo a mi corazón. 

Me encanta que quiera agarrarme la mano, que se sienta orgulloso de la mamá que tiene. Qué se sienta protegido con mi presencia. 

  read more ➝

Les ha pasado con sus hij@s que todo iba bien, jugaban, se divertían, se mostraban felices hasta que algo les molesto y daño todo el momento. Y no hubo forma para que volvieran a su estado de felicidad.

Y es que, “todo estaba bien”, pero cuando Lucas se levanta molesto, fastidiado, porque recordó algo que ya no tiene en sus manos o porque tuvo un sueño o porque no le gusto que nadie estaba cerca de él cuando se levanto, son esos días en que la rabia lo gobierna y se convierte en un niño “malcriado” y como dice él mismo “grosero” (porque esta rabioso).

  read more ➝